El Cermona II. El Pecio del Submarino Amarillo de Mogán.


En el puerto de Mogán, la empresa Atlantida Submarine S.L., comenzó a operar en 1997, para disfrute de los turistas, el submarino Golden Salmon (modelo Mark II) posteriormente sustituido por el Golden Shark (modelo Mark III), comercialmente conocidos como Yellow Submarine. (www.atlantidasubmarine.com). El primer atractivo del recorrido fue el pecio de un pequeño pesquero (hoy conocido como "Pecio viejo de Mogán", posiblemente el Alegranza), en que yo tuve el placer de hacer mi primer curso de especialización de buceo en pecios, hace ya muchos años. El mar lo desmanteló hasta el punto que fue necesario llevar a cabo otro hundimiento, el Cermona II, una embarcación embargada por tráfico ilegal de inmigrantes y que se había incendiado, a unos cincuenta metros del anterior. Hoy ya ha perdido toda su superestructura.

Eduardo Grandío. Julio 2014
Fotografía de Arcadio Suárez. Canarias 7.
Recortes de prensa sobre el Cermona II.  

 

La historia del Cermona II.

Para ver estos documentos con mayor resolución, pulsar sobre su imagen.
 
Características Técnicas e Historia del Cermona II.  
El Cermona, en mejores tiempos, a la izda., con su nombre original, IJM 45 De Hoop I y a la derecha, después de su alargamiento, cuando era el NC 306 Elbdeich.
Cermona II, ex Danabank, ex Cameroon, ex Elbdeich, ex IJM45 De Hoop I. IMO nº 5087261

Construido en 1961 en el astillero Vooruit, en Zaandam, Holanda. B. nº 272, con 330 CV, (243 KW).
07/11/1961: IJM 45 De Hoop I. Armador: n.V. Zeevisserij Mij. de Hoop, de IJmuiden (J. de Groot), Holanda. Dimensiones: 25.91 x 6.34 x 2.93, BRT 115.37. Distintivo de llamada: PDSF.
04/03/1968: Es ampliado por el Astillero De Dageraad en Woubrugge, Holanda. Nueva eslora: 29.49 m. BRT 128.10.
10/1970: NC 306 Elbdeich. Armador: Jürgen Rusch, de Cuxhaven, Alemania.
1987: VY 5 Cameroon. Armador: Tom Norrby, de Ronehamn, Suecia. Eslora total 31,85, GT 124. Distintivo de llamada: SMBY.
13/07/1998: GG 491 Danabank, Fiskebäck, Suecia. id. No. SWE000007216.
02/10/1998: Inscrito como GG 491 Cermona. Armador: Peter Grondqvist de Ystad, Suecia. Embarrancado en el 2000 en Arguineguín (Gran Canaria) y decomisado ​​en relación con tráfico de personas en aguas africanas. Más tarde, comprado por el Yellow Submarine, es despojado de materiales contaminantes, lastrado con cemento y en marzo de 2002, hundido a 16 metros de profundidad, fuera del dique de Puerto de Mogán, al suroeste de Gran Canaria, donde ahora es una atracción para el submarino y para los buzos.

http://kotterspotter.jouwweb.nl/nc-cuxhaven

Video (Slide Show) de una inmersión en el Submarino Amarillo en 2009.

Hoy, el pecio del Cermona II está mucho más desmantelado.

INMERSIÓN EN EL PECIO DEL SUBMARINO AMARILLO: CERMONA II  

ACCESO:
El acceso se realiza con embarcación, a pesar de la escasa distancia a la punta del muelle. Muchos son los centros de buceo quue realizan esta inmersión, siendo la elección más obvia (aunque no la más barata) Atlantik Diving, localizado en el Hotel Puerto de Mogán, a escasos metros de los pecios.

CONDICIONES:
Excepto en las muy excepcionales ocasiones en que hay temporales del Sur, muy fuertes y que son los responsables del deterioro de los pecios, las condiciones para el buceo en Mogán son óptimas, con mar en calma, aguas transparente y sin corrientes, por lo que esta resulta una inmersión particularmente sencilla.

 

Imagen del pecio en 2006, cuando todavía conservaba íntegra la superestructura.

De la "Guía de Buceo de Gran Canaria". Cabildo de Gran Canaria/Oceanográfica.

ENTRADA:
La entrada es directa, con bajada por el cabo de fondeo. Lo ideal es fondear en la arena cerca de la banda de estribor. A pesar de las óptimas condiciones que suelen imperar, el descenso ha de hacerse siempre agarrado al cabo, con lo que se evita la dispersión del grupo.
Una vez en el fondo debe asegurarse el fondeo y colocar el globo.

SALIDA:
La subida se realiza por el fondeo. Una vez que todo el grupo está agarrado al cabo el guía libera el ancla y la coloca sobre la arena, de forma que pueda garrear libremente, luego hincha ligeramente el globo y comienza el ascenso por el cabo con la embarcación derivando en mayor o menor medida en función de la corriente.

LOS PECIOS:
El pecio viejo está totalmente desmontado, fragmentado en tres partes es poco más que un montón de planchas del que solo la popa conserva algo de volumen. El Cermona todavía mantiene la estructura del casco, y la cubierta, pero ha ido perdiendo las superestructuras poco a poco. Lejanos quedan aquellos días en que los buzos se sentaban alrededor de la mesa de la camareta simulando una comida familiar. Desde hace un par de años el interés de la inmersión, desde el punto de vista de los pecios ha disminuido mucho. Es de suponer que no pasará mucho tiempo hasta que Atlantida Submarine trate de hundir otro pecio.

Perfil típico de inmersión en los pecios del Mogán.

RECORRIDOS:
Son barcos pequeños que pueden verse fácilmente en su totalidad. Lo más interesante es hacer coincidir la inmersión con la visita del Submarino Amarillo. En ese caso, una vez que se acerque el submarino, los buceadores deben situarse sobre el pecio, alejándose de él y no interfiriendo en su maniobra ni exponiendose a la succión de sus múltiples propulsores. Bucear con el submarino es la mejor experiencia que proporciona esta inmersión, por lo que es una pena desaprovecharla.


No es difícil pasar de un pecio al otro para ver los dos en una sola inmersión. Desde el Cermona, tomando un rumbo 40º se llega al pecio viejo. El camino está señalado con un cabo y con unas piedras que, en su día, estuvieron pintadas de blanco. La distancia no supera los 30 o 40 metros. La travesía no debe hacerse mientras el submarino esté rondando por los alrededores.

 


Fotografía del submarino: Claudio Santana. En ese momento, propietario de Buceonorte.

VIDA:
A lo largo de los años, los pecios han ido agregando una amplia cantidad de vida. Destaca un gran cardumen de roncadores en el Cermona y un importante grupo de peces trompeta residente bajo su popa.

En la arena son frecuentes los chuchos, algunos de gran tamaño y los angelotes.

El pecio viejo acoje a un bonito grupo de bicudas y, ocasionalmente, puede verse algún medregal o algún túnido.

No faltan los habituales de la fauna submarina local, bogas, fulas, viejas, sargos, sepias, morenas, etc.

Pero el más espectacular de los "peces" que puede ser visto en esta inmersión es, sin lugar a dudas, el inmenso Submarino Amarillo.