El Pecio del Plasencia


El pecio del Plasencia es uno de los clásicos del buceo en pecios de Gran Canaria, pero es también un gran desconocido por las dificultades logísticas que plantea bucearlo. Un barco pequeño, de 28 m. de eslora, pero muy bonito y rodeado por una vida exuberante. Dos millas mar adentro y lejos de los centros de buceo, su visita suele exigir que, desde su puerto base, se desplace una embarcación a la rampa de Arinaga o al muelle de Juan Grande. Si añadimos las fuertes corrientes y la profundidad del pecio, comprenderemos por qué, este precioso cabotero, no es visitado con la frecuencia que merece.
Este artículo, realizado combinando material propio con la escasísima información existente en la Red (casi toda ella procedente del Museo Virtual Submarino, gestionado por el buen amigo Vicente Benítez, al que desde aquí quiero expresar mi agradecimiento), hace un repaso a la historia del Plasencia, desde su construcción hasta su hundimiento, y proporciona indicaciones a los buceadores que se animen a visitarlo.

Eduardo Grandío. Noviembre 2013

Imagen mosaico de la planta del Plasencia.

Montaje realizado a partir de la combinación en mosaico de 13 imágenes capturadas de un clip de video obtenido mediante un sobrevuelo del pecio con una cámara GoPro (H3B, con filtro rojo SRP, a 2,7K/Protune ON/WB Cam Raw). El alzado es una restauración digital de una imagen de baja resolución y muy mala calidad publicada en el Diario de las Palmas, poco antes del hundimiento. Haz click en la imagen para verla con mayor resolución.

Vista en Google Earth. Coordenadas del fondeo en el pecio y track desde la rampa de botadura de la Playa de Arinaga (rojo)

Para ver en Google Earth hacer click en: Plasencia.kmz

El Plasencia. Construcción y Características.

El "vaporcito" Plasencia fue construido por los Astilleros Cadagua, en Bilbao, en el año 1951, para la Compañía Colonial Marítima Pesquera y tenía matrícula de Santa Isabel, en la Guinea Española, hoy Guinea Ecuatorial., dedicándose al cabotaje, tanto entre las islas, como entre Canarias y la costa africana. En su último viaje regresaba a Gran Canaria, procedente de Villa Cisneros (en el, entonces, Sahara Español), con una carga de pescado seco.


Maquinilla de proa

Características:

Numeral: EANH Lista 2ª
Construcción: Casco de acero, cubierta de madera.
Eslora: 28 metros de eslora.
Manga: 5,80 de manga
Puntal: 2,50 metros puntal.
Tonelaje bruto: 142 toneladas
TRN 61: Toneladas
Desplazamiento: 250 Toneladas
Potencia del motor: 120 caballos.


El puente del Plasencia

http://www.museovirtualsubmarino.com/pecios/ver/8

EL HUNDIMIENTO DEL PLASENCIA

Museo Virtual Submarino: Diario de Las Palmas 14/04/1962

Realzado de la imagen del pecio. Haz click en la imagen para verla a mayor resolución.

INMERSIÓN EN EL PLASENCIA

ACCESO:
EL Plasencia se encuentra en la costa del Sureste de Gran Canaria, a tres millas náuticas de la rampa de botadura de la Playa de Arinaga (2,92 nm., 194º mag.) y a algo más del Muelle de Juan Grande, que ofrece mejores condiciones para el acceso de los buceadores a la embarcación (3,13 nm., 259,5º mag.). Desde cualquiera de los dos puntos el acceso es complicado, pues ningún centro de buceo opera regularmente en este pecio. BuceoSur, con base en Arinaga, y que tenía su embarcación en Arguineguín, de forma ocasional, la trasladaba al muelle de Juan Grande, donde recogía a los buceadores, para realizar hasta cuatro inmersiones en el día.

También puede bucearse el Plasencia desde una embarcación propia, aunque el fondeo suele resultar difícil por las fuertes corrientes y el bajo perfil del pecio.

CONDICIONES:
La zona es muy ventosa en verano, por lo que la primavera y el otoño son las épocas ideales respecto al viento. De todas formas el factor determinante de las condiciones de buceo son las corrientes. Por ello es importante elegir días de mareas pequeñas y bucear con o cerca de la hora del repunte de marea. Como la profundidad de la arena (sobre los 35m.) limita mucho la duración del buceo, es mejor escoger marea baja, por lo que el momento en que pueden esperarse condiciones óptimas, coincide con la luna en cuarto menguante a partir del mediodía.

Ejemplo de planificación de una inmersión coincidiendo con las mareas muertas del cuarto menguante y el repunte de la bajamar a una hora razonable para bucear. Condiciones similares de corriente se dan con el cuarto creciente, pero a mediodía corresponde con la pleamar, un par de metros más de profundidad y un par de minutos extra de deco o un par de minutos menos de buceo.

Video buceando con los compañeros del club Los Pecios en el pecio del Plasencia.

GoPro H3B, filtro rojo SRP, 2,7 K, Protune, WB Cam Raw.

ENTRADA:
La entrada es directa, con bajada por el cabo de fondeo. Las condiciones del mar pueden hacer que el ancla falte al pecio y comience a garrear velozmente sobre la arena, por lo que el descenso ha de hacerse siempre agarrado al cabo. De esta forma si la embarcación se zafa, los buceadores derivan con ella.
Han de tomarse las precauciones habituales para no ser golpeado por el casco de la embarcación si hay oleaje y para no ser arrastrado por la corriente. Una vez en el fondo debe asegurarse el fondeo y colocar el globo.

SALIDA:
La subida se realiza por el fondeo. Una vez que todo el grupo está agarrado al cabo el guía libera el ancla de los restos del pecio y la coloca sobre la arena, corriente abajo del pecio, de forma que pueda garrear libremente, luego hincha ligeramente el globo y comienza el ascenso por el cabo con la embarcación derivando en mayor o menor medida en función de la corriente.

EL PECIO:
El Plasencia reposa en un fondo de arena a -36m. perfectamente adrizado, en posición de navegación. Sus bodegas están abiertas y la corrosión de los mamparos en el puente permite el fácil acceso a sus dependencias. Se han realizado labores de salvamento por lo que carece de motor y otros adminículos.
Los temporales van haciendo mella en el viejo casco y, sobre todo, en la cubierta de popa, de listones de madera. De todas formas, a pesar de la corrosión, no existen partes inestables y las penetraciones son todo lo seguras que pueden ser, siendo el mayor peligro el enganche en las múltiples líneas de pesca abandonadas.

Perfil típico de inmersión con Nitrox 29% en el Plasencia, con una picada hasta el fondo de arena para ver la hélice.

RECORRIDOS:
Al pecio descansa con rumbo 270º, apuntando hacia tierra. Dada su pequeña eslora, no es relevante donde caiga el fondeo, aunque el trayecto puede variar, en general, lo más recomendable es dirigirse al principio hacia la popa, para picar hasta la arena (35m) y observar la hélice y el timón. Después se pueden hacer varios recorridos a lo largo de la eslora pasando entre las nubes de roncadores y observando toda la vida que se esconde en los rincones. La zona del puente y, hacia popa, la sala de máquinas, permiten una serie de penetraciones muy abiertas, luminosas y sencillas.

El Plasencia es bastante profundo, por lo que, usando aire, los tiempos de fondo sin descompresión son limitados y un Nitrox 29-30 es altamente recomendable. Dado que es un pecio bastante aplanado, es importante gestionar bien las profundidades para no tener que salir con la botella llena o incurrir en largas paradas.

El Plasencia "navegando"

Masa de roncadores y hélice y pala del timón del Plasencia.
VIDA:
La vida en el pecio del Plasencia es exuberante. El conjunto se halla envuelto en una espesa nube de roncadores que se complamenta con el conjunto habitual de residentes canarios (sargos, viejas rascacios etc..).
Es frecuente ver grupos de jureles, medregales, bicudas o pejereyes y, en la arena, pueden aparecer chuchos, mantelinas y angelotes. No es raro ver langostas canarias camufladas entre las planchas del pecio, a las que se adhieren anémonas y gorgonias en las que pueden verse flavelinas y nudibranquios.

 

 

 

 

Carlos en el Plasencia, entre roncadores.