El Pesquero Fantasma, ¿Dae Wang nº 202?. Pecio en aguas de San Cristobal, Las Palmas.


En octubre de 2016, Kiko Concepción, del centro de buceo Mirafondos, de Las Palmas, me preguntó si sabía algo acerca de un pesquero hundido cerca de San Cristóbal, del que él tenía noticias por un video publicado en YouTube por Jordi Lafuente, de www.landive.es. Denominado inicialmente el Pesquero Fantasma, a causa del extraño aspecto que presentaban sus redes, enhiestas como picos por acción de grandes flotadores esféricos. Unos meses después ha sido identificado, por Jordi y por mí, independientemente, como el pesquero coreano Dae Wang nº 202.

Eduardo Grandío. Mayo 2020

Estas enormes redes, que se mantienen desplegadas, con un aspecto terribllemente extraño merced a los grandes flotadores de bola (los llamados flotadores noruegos), forman un decorado digno de Halloween, que dota al pecio de un aspecto fantasmagórico que hace que el nombre de Pesquero Fantasma sea totalmente merecido.
Con el tiempo las redes fantasmagóricas han ido desapareciendo y, en 2020, solamente quedaba una especie de torreón formado por cabos, redes y racimos de bolas flotantes que, más que otra cosa, parece un rascacielos o un adorno de Navidad.
 

Localización del pecio en Google Earth, según las coordenadas UTM que aparecen en la imagen de sonar de barrido lateral (SSS) del video de Jordi. Se corresponden con, aproximadamente, 55 metros de profundidad.

Batimetría del pecio, sin datos de referencia. La imagen procede de la captura de un fotograma del video de Jordi.
Imagen del pecio obtenida con un sonar de barrido lateral (Side Scan Sonar). La imagen procede de la captura de un fotograma del video de Jordi.

Sobre esta inmersión Jordi Lafuente nos dice en su WEB:

El acceso es desde embarcación, con una profundidad media de 50 m. (máxima 60 m.). Es una inmersión reservada a buceadores técnicos, ya que muy rapidamente se entra en periodos de descompresión. La dificultad es alta y puede ser peligrosa debido a las numerosas redes y cabos que flotan en movimiento alrededor y sobre el barco. Además la corriente puede llegar a ser muy fuerte. Hay una gran abundancia de vida y es vía de paso para tiburones. El casco se conserva en buenas condiciones, descansando sobre el fondo en posición de navegación. Duración estimada de la inmersión: 25´ de fondo, con mezcla 21%,50%

 

Video buceando en el Pecio del Pesquero Fantasma, antes de su identificación, con el centro de buceo
Top Diving Tek.


Buceadores: Israel Rodrigo y Jose Adelto Fernández

Videos e imágenes submarinas de esta página:
Jordi Lafuente Mira.
www.landive.es
.


¿Podría
el Pesquero Fantasma ser el arrastrero coreano Dae Wang nº 202?.

La base de datos de pecios wrecksite.eu en la zona localiza al Dae Wang nº 202, hundido el 14 de diciembre de 1979 a unos 50 m. de profundidad y a 665 metros de la coordenada del Fantasma, una desviación que, según nuestra experiencia con las coordenadas de wrecksite para esta zona, es perfectamente compatible con la de nuestro desconocido amigo.

Información básica sobre el Dae Wang nº 202 procedente de la extinta base de datos grostonnage.com y recogida por maritime-connector.com.

Datos de la prensa local nos indican que su último abanderamiento fue panameño, aunque seguía perteneciendo a las Dae Wang Fisheries de Seul y mantenía su tripulación coreana


Después de identificar al Dae Wang nº 202 en www.wrecksite.eu como posible candidato a ser el Pesquero Fantasma, una búsqueda en la red me llevó a encontrar, entre otras cosas, otro video, también de Jordi Lafuente, cuatro meses posterior al que está insertado más arriba y en el que también lo identifica como Dae Wang nº 202.
Queda por comprobar personalmente con Jordi si la identificación está hecha únicamente en base al dato de Wrecksite o si dispone de información adicional que la verifique, en cuyo caso, la podríamos darla por definitiva. Otra posibilidad es comprobar que la eslora del pecio se corresponde con los 46,3 metros que figuran en la ficha de http://www.vesseltracking.net/ship/dae-wang-no-202-7606504

 

 

 

 

Video buceando en el Dae Wang nº 202

 

Video:
Eduardo Grandío.

 

 


Artículos en prensa sobre el Dae Wang nº 202.

 

 

 

Para ver estos documentos con mayor resolución, pulsar sobre su imagen.
 
INMERSIÓN EN EL DAE WANG 202  

ACCESO:
Desde embarcación. El pecio se encuentra a 1,5 millas del muelle de San Cristóbal y a 3,3 del Muelle Deportivo de Las Palmas, en pleno frente marítimo de la ciudad, más o menos, a la altura de los juzgados.

CONDICIONES:
La zona, aunque es ya mar abierto, goza de cierta protección ofrecida por la Isleta frente a los vientos del Norte, por lo que es menos expuesta que otros pecios como el Arona, un poco m´ñas al Sur. En cambio, por hallarse en uno de los fondeaderos exteriores del Puerto de la Luz, es muy importante cuidarse del posible tráfico de las embarcaciones que están fondeadas en las proximidades o de las que puedan arribar para fondear. Sio hay alguna fondeada demasiado cerca es preferuble no bucear. La profundidad (más de 50m.) y la inestabilidad estructural inherente al estado de degradación del pecio y las numerosas redes del Dae Wang una inmersión para buceadores técnicos, en la que el uso de Trimix resulta una notable ayuda. en cualquier caso es una inmersión compleja que debe ser planificada con detalle. Dificultad Alta, no apta para buceadores recreativos.

ENTRADA:
La entrada es directa, con bajada por el cabo de fondeo. Las condiciones del mar pueden hacer que el ancla falte al pecio y comience a garrear sobre la arena o que una plancha corte el cabo, por lo que el descenso ha de hacerse siempre agarrado al cabo,. De esta forma si la embarcación se zafa, los buceadores derivan con ella.
Han de tomarse las precauciones habituales para no ser golpeado por el casco de la embarcación si hay oleaje y para no ser arrastrado por la corriente. Una vez en el fondo debe asegurarse el fondeo y colocar el globo.

SALIDA:
La subida se realiza por el fondeo. Una vez que todo el grupo está agarrado al cabo el guía libera el ancla de los restos del pecio y la coloca sobre la arena, corriente abajo del pecio, de forma que pueda garrear libremente, luego hincha ligeramente el globo y comienza el ascenso por el cabo con la embarcación derivando en mayor o menor medida en función de la corriente. Debe prestarse especial atención en no derivar hacia ninguna de las embarcaciones fondeadas

EL PECIO:
Se asienta sobre un fondo de arena a casi 60 metros de profundidad, completamente adrizado, en posición de navegación. Está muy completo porque no se han efectuado sobre el operaciones de recuperación. Incluso conserva muchas de sus redes y flotadores de red, lo que le ha dado ese aspecto extraño que le otorgó el nombre de "Pesquero fantasma". El puente y la timonera, son las partes menos profundas, prestándose a algunas fáciles penetraciones para visitar el abundante coral negro que las puebla.

RECORRIDOS:
Si no se quiere bajar mucho de los 50 metros, lo ideal es mantenerse sobre la cubierta, el puente y el arco de popa. De todas formas, siempre es recomendable hacer un picado hasta la arena, sobre todo en la popa, donde se encuentran la pala del timón y, semienterrada en el fondo, la hélice. Tal vez el elemento más icónico del pecio sea un enorme foco ubicado sobre el puente.


La penetración en el interior de los pecios es una actividad extremadamente peligrosa si se realiza sin la formación, los procedimientos y el equipo adecuados.

VIDA:
La vida en el pecio del Dae Wang es exuberante, muy similar a la del Arona. El conjunto se halla envuelto en una espesa nube de bogas, continuamente acechada por un grupo residente de grandes barracudas a las que se unen diversos pelágicos al paso, desde medregales hasta, sierras, atunes y, excepcionalmente, alguna cornuda (tiburón martillo). El ataque de un grupo de medregales a la enorme bola defensiva que forman las bogas es un espectáculo increible.
Existen cardúmenes residentes de castañuelas (fulas) y, hacia el fondo de arena, roncadores, salemas y el conjunto habitual de residentes canarios (sargos, viejas rascacios etc..). Tambien pueden aparecer chuchos, mantelinas y angelotes. No es raro ver centollos y langostas canarias camuflados entre las planchas del pecio, a las que se adhieren anémonas y gorgonias en las que pueden verse flavelinas y nudibranquios.

Dos imágenes submarinas de Juanjo S. Cuervo. Pulsar sobre ellas para verlas a mayor tañaño.